Pero estos números no son los que realmente asustan. El dato más fuerte fue que la núcleo trepó a 2,6%. Es la mayor variación desde que hay registro de este indicador (diciembre de 2016). “Preocupa el dato de inflación núcleo. Veníamos a diciembre con una inflación núcleo de 1,5 y ahora estamos casi en 3%”, indicó el economista Fausto Spotorno.

La núcleo se refiere a aquella que mide los índices de precios al consumidor (IPC) sin tener en cuenta aquellos productos y servicios cuyos valores dependen de la época del año (estacionalización) o de factores externos a la política monetaria

Si bien el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, aseguró a principios de año que la inflación núcleo estaba viajando a una menor velocidad que en 2017, los números marcan otra realidad.

“Habla un poco de la debilidad de todo el trabajo del Banco Central, de las metas de inflación y demás”, advirtió Mariano Otálora en su programa Qué Hacemos con los Pesos (Canal 26)

“Cuando uno mira la serie de inflación núcleo, se ve que comenzó a subir en enero. ¿Qué paso el mes anterior? El Banco Central comenzó a aflojar con la política monetaria. Ambas variables se atan muy bien”. “Además se dieron situaciones que hacen subir los precios de los alimentos como la sequía, el aumento de la nafta, entre otros factores agregados”, recordó Spotorno.

Mirá el análisis en el programa: