“La bomba no explotó y eso fue una gran ventaja para la Argentina, porque evita las mochilas políticas, económicas y sociales que hubiéramos tenido. Pero a la vez, hizo todo mucho más difícil, y requería un programa económico mucho más fuerte de lo que tenemos. Por eso estamos sobrellevando la situación todavía con este “Plan Perdurar”, que es llegar a 2019 con avances modestos a partir de una situación muy complicada, donde se sobreestimó el cambio de expectativas”.

Mirá la entrevista en Qué Hacemos con los Pesos (Canal 26)