COMPARTIR

Los grandes clubes de fútbol se han dado cuenta del gran negocio que representa cotizarse dentro de la bolsa. De esta manera pueden comprar a las grandes estrellas internacionales e impulsar todo tipo de mejoras del club.

“En 1983 salió el primer club a la bolsa y hoy hay varios. Por ejemplo La Lazio, la Roma de Italia, que cotizan en la Bolsa de Milán.  El Manchester United también cotiza en bolsa y es muy importante su actividad”, explicó Claudio Destéfano. 

 

Claro está, que como todo en el mercado de acciones, esta inversión es de alta volatilidad. El valor de las acciones fluctúa dependiendo de las expectativas futuras del club, contrataciones, entrenadores, pago de anunciantes, seguidores, competiciones internacionales  y por supuesto el desempeño en el terreno de juego en los torneos en los que participe.

“El Real Madrid, sin bien no cotiza en bolsa, permite comprar su éxito invirtiendo en Adidas. Gran parte de las utilidades de esa firma proviene por la venta de camisetas”.

“Lo que se compra es un índice, el stock europe, y ahí entran todos los equipos de fútbol”.

“Si creés que el Barcelona tendrá éxito, comprá Nike. Si querés comprar Adidas, podés comprar un pedazo del éxito del Bayern Munich”, esas son algunas de las evaluaciones que se hacen.

“En Argentina se pueden operar a través de la compra de cheques en la Bolsa de Vélez  y en Estudiantes de la Plata”.

Mirá la explicación y análisis en el programa.