COMPARTIR

Los asesores aseguran que existen algunos errores de inversión que cometen casi todas las personas, sobre todo cuando se incursiona por primera vez en el maravilloso mundo de las finanzas.

Federico Sidi, analista de Compass, indicó que una de las equivocaciones más frecuente es “no saber qué se está comprando” porque se podría “obtener rendimientos diferentes a los esperados”.

Los inversores, comentó el especialista, deben analizar mínimamente antes de definir el destino de su capital porque deben ocuparse de su plata para ganar más plata”. En este sentido, en el segmento de la renta variable, “se puede estudiar los fundamentals (es decir, estudiar balances) de las compañías”.

El segundo error que se comete está relacionado con las discrepancias en el horizonte de inversión. “Muchas veces se invierte en acciones para comprar un auto a los seis meses pero, hay que tener en cuenta, que en este segmento el tiempo de espera de al menos 24 años para poder recuperar el dinero en caso de que ocurra una corrección. Lo mejor es asesorarse con un especialista”.

El tercer punto podría resumirse como la “disciplina de comprar” en referencia a establecer cuál es el máximo de pérdida que estoy dispuesto a asumir sobre todo en el mercado accionario. “Establecer un sistema de antemano para definir por ejemplo qué hacer si la acción cae más de cierto porcentaje”, dijo a modo de referencia. O lo mismo podría ser con las bitcoins, por ejemplo.

Por último, otro error habitual es que la inversión no es acorde con el perfil de riesgo. “Si se invierte en una acción y ésta baja dos días seguidos, el inversor no debería salir asustado a vender. Porque si eso sucede quizás esa persona tenga un mejor perfil para renta fija”, afirmó.


Conocé los fondos de Compass

Además “la construcción de la riqueza a través del mercado de capitales es un proceso lento, en el que existe la posibilidad de perder”. Ignacio Grau, de Allaria Ledesma
Agregó que “esta pérdida, sin embargo, puede mitigarse o no existir cuanto más estudiada es la decisión de compra que se ha tomado”.

Grau comentó que es necesario tener tiempo y paciencia porque “algunas acciones pueden dar un revés y –en ocasiones- obligar al inversor a esperar más tiempo del que pensaba para recuperarse de una pérdida”. Los que saben, dijo, “piensan en términos de semanas, meses y en ocasiones años”.

El tiempo también es necesario para “monitorear los precios” de las acciones porque se suelen presentar movimientos que pueden convertirse en valiosas oportunidades de entrada o salida.

El analista también mencionó la importancia del conocimiento para tomar decisiones y señaló que existen dos tipos de análisis: de fundamentals y otras cuestiones relacionadas con el entorno de la organización, por ejemplo ¿Cómo está el sector? ¿Quiénes son sus competidores? ¿Afectan las importaciones o posibilidades de exportación para la compañía bajo análisis?

El otro análisis es el de technicals, que tiende a pensar que cualquier cuestión que haya que considerar sobre la empresa que se está analizando ya está implícita en el precio de la acción. Este tipo de análisis se apoya en datos históricos y modelos estadísticos para tratar de predecir los movimientos de precios.

Grau indicó que “algunos inversores les gusta pensar que el análisis de fundamentals ayuda a decidir qué acción comprar mientras que los technicals indican cuando entrar y cuando salir de esa acción”.

El analista de Allaria recomendó prestar atención a los reportes de research de especialistas, que dan pistas sobre qué acciones comprar y en qué sectores posicionarse.

Conocé los fondos de Allaria

Asimismo sugirió invertir en acciones a través de Fondos Comunes de Inversión, para delegar la administración de ese dinero en un portfolio manager y todo su equipo de research.

Martín Campbell, de Mariva Fondos, comentó que “antes de realizar cualquier inversión, la persona debe hacerse es un test del inversor para determinar su perfil de riesgo”.

La segunda cuestión que no se puede obviar, dijo Campbell, es “conocer cuál es el horizonte de inversión y cuál es el destino de los fondos, porque no es lo mismo el dinero que va a gastar en las vacaciones en los próximos meses, que la plata que está ahorrando para la jubilación dentro de 15 años”.

Zanjada esas cuestiones, Campbell señaló que uno de los errores más frecuentes es mirar rendimientos pasados, porque este dato no predice la rentabilidad de esa acción en el futuro.

Ejemplificó: “Uno no puede decir la acción de la compañía X el año pasado subió un 50% mientras que la de la compañía Z solamente incrementó un 15%, por lo tanto voy a comprar la X ya que esta es mejor”.

Otro error frecuente es comprar Obligaciones Negociables de empresas, sólo porque ésta es conocida por todos. “Que la empresa sea muy conocida no quiere decir que el inversor vaya a obtener buenos resultados, o que sea la mejor a la hora de invertir. Existen muchas otras que quizás sea una mejor opción pero hay que conocerlas”.

Como recomendación, Campbell sugiere armar una cartera para estar cubiertos cubierto ante cualquier eventualidad específica. También plantea consultar a un asesor idóneo y tener en cuenta a los Fondos Comunes de Inversión que permiten realizar inversiones sofisticadas sin correr mayores riesgos y con un capital inicial menor.

En Mariva, por ejemplo, se ofrece el fondo MAF Renta Argentina 2, que invierte en ONs en dólares de las principales compañías argentinas, como YPF, Arcor, Pampa e Irsa, entre otras.

Conocé los fondos de Mariva

Fuente | Buscatufondo.com