COMPARTIR

Los fondos de inversión pueden ser una vía interesante de ahorro para quienes estén proyectando la compra de una propiedad. La decisión sobre el instrumento a elegir en este caso estará condicionada por la moneda, el nivel de riesgo al que se quiere exponer el capital y las proyecciones de tiempo.

En cuanto al nivel de riesgo, los analistas no recomiendan demasiada exposición en esta circunstancia ya que la preservación del capital es una prioridad por sobre la rentabilidad aunque mucho depende también de la etapa de vida en la que se encuentre el inversor. Quienes están en etapa laboral activa, en medio de su carrera y quizá en la cima de esta tendrán un perfil diferente de inversión a quienes están por retirarse.

Para Daniel Vicien, Director Comercial de Balanz Capital, “si una persona quiere comprarse una propiedad para vivir y no como inversión, tiene que asegurarse que su capital no corra riesgo de bajar en un tiempo determinado. En ese caso debería invertir en un fondo de ahorro. Me refiero a un fondo de Lebacs que le va a permitir ganarle al dólar, a la devaluación y va a terminar haciendo el carry trade tan famoso hoy si el dólar no sube mucho”.

Desde Megainver, Alberto Inga, CIO de la firma, advierte que “ante la compra de una propiedad, podemos tener dos situaciones. Por un lado alguien que pidió un crédito hipotecario con cláusulas UVA. Si adicionalmente puede ahorrar, además de pagar las cuotas del préstamo, a este individuo le conviene entrar en inversiones que tengan el mismo tipo de ajuste o similar para poder pagar las cuotas con tranquilidad. En esa situación Megainver tiene un fondo cuyo objetivo es la inflación. Es un respaldo a la decisión”.

“Así, el objetivo de inversión en este caso es tener un rendimiento acorde o mejor a los niveles de inflación. Si uno tiene un crédito en UVAs y paralelamente una inversión en este tipo de instrumentos para poder pagar el crédito, tiene un respaldo importante”.

Descargá gratis nuestro eBooks | INGRESAR

“El otro caso es de alguien que no tiene un crédito tomado y lo que hace es ahorrar, si quiere comprar una propiedad en un año tiene que tener una inversión donde se preserve el capital y lograr una utilidad sin riego. Quien mira a largo plazo puede apuntar a fondos de acciones o en dólares. En este caso, invertir en un fondo en dólares sería lo más conveniente, ya que las propiedades se manejan en esa moneda”.

“Por ejemplo en nuestra firma manejamos un fondo que básicamente invierte en Letes y otro fondo de renta fija en dólares con un rendimiento bueno aunque tiene más volatilidad. En este caso hay que pensar en un horizonte de uno o dos años”.

Por su parte, Félix Ehrman Co Portfolio Manager de los fondos de renta fija de Compass Group remarcó que es bueno que un inversor cubra una parte de su inversión del riesgo de la moneda”.

Opciones para respaldarse en dólares. Informate acá.

“Alguien que quiere complementar su ingreso mensual o vivir de rentas, en caso de que tenga invertida una suma considerable, puede hacer rescates parciales invirtiendo en un fondo de inversión. Después tenés la posibilidad de armar una cartera de fondos según los objetivos que uno tiene en la vida. Hay inversores que están interesados en comprar un inmueble y como la cotización de los inmuebles sigue el valor del dólar, van a estar especialmente interesados a estar cubiertos ante situaciones de fluctuación del tipo de cambio. Por lo tanto un fondo de bonos en dólares es lo ideal para esta situación”.

“En nuestro caso sería el fondo el Compass Renta fija Latinoamericana o el Compass Renta Fija 3, con patrimonio invertido en bonos en dólares de Argentina. Si el dólar sube, esto te da cobertura y además un interés. Y te permite que tu inversión siga el precio del dólar y no pierdas cuando quieras hacer un desembolso para comprar un inmueble”.

Fuente: www.buscatufondo.com