En un análisis del contexto actual vinculado a los créditos atados a la inflación, José Rozados, director de Reporte inmobiliario dio un panorama desalentador. “Por distintos motivos se ve mayor dificultad en tomar este tipo de créditos. Esto tiene que ver en primer lugar con la apreciación en dólares de los inmuebles. También por la falta de oferta. Asimismo impactó la devaluación de la moneda. La demanda que se viene no se ve tan voluminosa como se vio al principio”, remarcó.

“Comprar un inmueble de un ambiente en diciembre de 2016 tenía requería una cuota de crédito UVA de 5.000 pesos. Hoy ese inmueble es mucho más caro, y se necesitan muchos más pesos para comprarlo. Además la inflación subió. La cuota actual para el mismo inmueble hoy es de 9.500 pesos”, informó Rozados.

Sobre este tema, el economista Fausto Spotorno, opinó que “a esta altura este crédito es caro”. Y vinculado a una cuestión económica general, “todo se relaciona con el crédito fiscal. La menor cantidad de créditos UVA tiene una explicación ahí. El Gobierno no puede colocar afuera. Entonces saca plata del mercado interno”, advirtió.

Mirá el análisis completo en el programa: