COMPARTIR

Se trata del Bonar 2017. Es un bono nacional que permite obtener a cualquier ahorrista la misma tasa que perciben los grandes inversores (la tasa Badlar) más un plus adicional. Se lo identifica en la Bolsa bajo el código AM17. Así lo describen en Bell Bursátil, en el análisis semanal denominado “Conociendo al mercado”.

El nombre completo del título público es Bono de la Nación Argentina en pesos Badlar privada + 200 puntos básicos vencimiento 2017. El monto nominal vigente y el monto residual en la moneda original de emisión: es de 17.362.890.538 pesos.

Brinda una tasa de interés equivalente a la Tasa BADLAR Privada (que es el promedio aritmético simple de las tasas de interés para depósitos a plazo fijo de más de un millón de pesos, publicadas por el Banco Central de la República Argentina desde el 10° día hábil anterior al inicio de cada servicio financiero hasta el 10° día hábil anterior al vencimiento del servicio financiero pertinente) más 200 puntos básicos, es decir 2 puntos porcentuales adicionales.

Los intereses se pagan trimestralmente los días 28 de marzo, 28 de junio, 28 de setiembre y 28 de diciembre de cada año. Y son calculados sobre la base de los días efectivamente transcurridos y la cantidad exacta de días que tiene cada año. Se amortiza en una cuota al vencimiento.

¿Para qué tipo de inversor puede ser conveniente?

En una charla con Mundo Dinero, Juan Pablo Vera, analista de Tavelli & Cía. advirtió que es un bono muy corto. De lo más corto que hay en el universo de títulos públicos, sacando las Letes.

“El perfil que encaja es un inversor conservador y haciendo la salvedad que hablamos de tasas que no llegan al 3 %”.  

“En el nivel que veníamos acostumbrados, cuesta ver este tipo de tasas pero es hacia dónde vamos. E incluso, deberían ir más abajo, si en el corto o mediano plazo logramos emparejar a los pares de la región”.

“La arista posible de ese bono es que puede servir de cobertura y como opción a quienes busquen posiciones más conservadoras, dada la volatilidad que está agarrando el mercado”.

Por su parte, Nicolás Bridgier, director de Prefinex, remarcó que “tiene una TIR del 2.8 % y no tiene en cuenta las comisiones. En realidad la TIR efectiva es baja. Estará en 1.8 en el mejor de los casos”.

“En ese marco hay alternativas mejores, como ser las Letes a 90 días que tienen retornos más altos, en el orden del 3 % y comisiones más bajas”.

“Quienes buscan bonos, con horizontes relativamente corto, pueden tener presente el Bonar 2020 con una TIR de 4.3%, que es un poco más atractiva”.

“Hoy comprar el bonar X es parecido a comprar dólares. No tiene retorno. Si el tipo de cambio salta, uno se cubre. Pero prácticamente no hay diferencia ante la alternativa de comprar dólares”.

¿Opción para el blanqueo?

“Como opción para el blanqueo hay que jugar con el timming. En realidad yo diría que no es una opción. Si esto lo toman a valor nominal, estás perdiendo los intereses corridos”, comentó Juan Pablo Vera.

“Sólo puede ser interesante como una última alternativa, a partir de enero 2017, cuando ya quede poca opción. Si como uno supone a priori, dado que es una costumbre de los argentinos el definir todo sobre último momento, ahí puede entrar. Además al integrar en bono, no te aumenta el costo de la multa al 15% sino que queda en 10 %”.

“Viendo cómo se va desarrollando y suponiendo que el mayor movimiento estará hacia fines del blanqueo, es para tenerlo ahí, como opción. O para alguien que quiera especular ante una demanda adicional por el blanqueo y arma una posición a través de eso. Esa es otra alternativa”, agregó el analista de Tavelli.

“Es cierto que la ley de sinceramiento prevé que uno pueda pagar con estos bonos, pero no me parece la mejor opción”, advirtió Nicolás Bridgier. “El tema es que en marzo, este bono valdrá en el mercado cerca de 103 dólares y te lo van a tomar a 100. Por tanto, no creo que sea conveniente”.