COMPARTIR

El medio aguinaldo de diciembre se presenta, para muchos trabajadores, como una opción de ahorro, ya sea para los gastos de las vacaciones o como un resguardo a futuro.

Comprar dólares, suscribir Lebac o constituir un plazo fijo son las primeras alternativas de inversión que aparecen en la mente de los trabajadores. Pero existe otra: la de invertir en una, en dos o en las tres opciones juntas a través de un Fondo Común de Inversión (FCM). Los que permiten incluso posicionarse en acciones o bonos.

Recomendaciones

Consultados por buscatufondo.com, tres expertos plantean distintas opciones de inversión a través de los FCM para sacarle el mayor provecho posible al cobro de este medio aguinaldo.

Juan Salerno, gerente de inversiones de Compass Group, recomienda “diversificar en distintos fondos” de inversión, con especial atención en los que tienen en su composición Lebac.

El analista considera que una cartera de inversión a un plazo de entre uno y dos años debe estar compuesta de: “un 50% de letras del BCRA, a través del fondo Compass Ahorro; el 30% en un fondo de acciones, como el Fondo Compass Crecimiento de casi u$s 110 millones; y el resto, un 10% en un fondo de bonos subsoberanos o bonos provinciales, como el Compass Fija 4 y el otro, en uno de renta corporativa en moneda local, como el Compass Opportunity”.

Entrá a conocer las opciones de inversión en Compass Group

De esta manera, la inversión sería en un 70% en instrumentos de renta fija y el 30% en el segmento variable, que puede variar de acuerdo al apetito del inversor.

Martín Defilippo, porfolio manager de MegaINVER
, en la misma línea, sugiere privilegiar posiciones en pesos en un 60% de la cartera, mediante fondos con una buena participación de Lebac. Asimismo, para diversificar en moneda y tener cierta cobertura ante variaciones del tipo de cambio, en un contexto de moneda apreciada, ponderaría un 20% en fondos denominados en dólares. Finalmente, y con un horizonte de mediano largo plazo, apostaría a una posición de un 20% en fondos de acciones.

El analista afirma que “en moneda local, el atractivo se concentra en los portafolios con mayor proporción de Lebac, dado que siguen siendo el instrumento que brinda mayores tasas reales positivas esperadas”.

Entrá a conocer las opciones de inversión en MegaINVER

Por su parte, Diego Cetani, gerente comercial de Industrial Asset Management, aconseja a los inversores más conservadores, si tienen alguna necesidad de muy corto plazo (no más de 15 días), el IAM Ahorro Pesos, un fondo de liquidación inmediata, con un rendimiento YTD directo de 21.50%.

Asimismo, para complementar el remanente a invertir, Cetani propone el IAM Renta Plus, con rendimientos en niveles de 25% YTD, con una cartera con una vida promedio corta, de baja volatilidad, un plazo de liquidación de 24 horas y con una ponderación mayoritaria en Lebac.

“De esta manera, el inversor obtiene, rendimientos competitivos y liquidez, asumiendo un nivel de riesgo acotado, que se adapta 100% a su perfil”, asegura.

En tanto, para clientes arriesgados y siempre que el horizonte de inversión lo permita, se puede definir una estrategia que abarque toda la curva de plazos, comenzando con el fondo antes mencionado IAM Renta Plus para excedentes de hasta seis meses de horizonte de inversión. Una opción de mediano plazo (entre seis meses y un año y medio) podría ser IAM Renta Crecimiento, cuyo objetivo es invertir en una cartera de renta fija de mediano plazo captando rendimientos más atractivos con una volatilidad moderada.

Entrá a conocer las opciones de inversión en Industrial Asset Management

Para terminar de complementar la inversión, Cetani considera interesante analizar la performance de los activos de renta variable sobre todo cuando se tiene en cuenta las proyecciones del país en términos de fundamentales para los próximos años.

“En este sentido, el IAM Renta Variable con un rendimiento del 66,9% anual (directo) es una vehículo de inversión más que atractivo, en particular, si se tiene en cuenta que el plazo de liquidación es de 48 horas, un factor fundamental en productos de renta variable, ya que a la hora de desarmar la inversión, el cliente sólo debe rescatar el fondo, dejando todo en manos de los portfolios”.

Cetani recomendó a los inversores “no perder de vista que los fondos suman a la base imponible del Impuesto sobre los Bienes Personales.

Salvada esta cuestión, el experto considera que los FCM se adaptan a las necesidades y perfiles de los clientes dando soluciones, rentables, agiles y simples de operar.

Tal es así, que existen fondos en dólares, con un rendimiento anual del 3,8% y un plazo de liquidación de 24 horas. “Es un vehículo de inversión que propone rendimientos superiores a los de las letras del tesoro de corto plazo, con una cartera muy equilibrada en términos de riesgo y retorno”, dijo Cetani. De acuerdo a los expertos, una de las cuestiones que hace más conveniente la inversión en fondos en lugar de Letes o Lebac, es que éstas acarrean costos de la operatoria que se traducen en comisiones de compra y venta, mantenimiento de cuenta custodia y demás. “Estos gastos, sobre todo en las Lebac, suelen limar bastante los rendimientos publicados en las licitaciones, en algunos casos, pueden generar una reducción de tasa de hasta un 4%”, comentó el gerente comercial de Industrial Asset Management.

Sumado a esto, el ahorrista podría incurrir en gastos adicionales en caso de necesitar desarmar la posición ante una necesidad puntual ya sea para afrontar algún pago o para aprovechar una oportunidad mejor.

Factores decisorios de inversión

La elección (o no) de un fondo depende de varios factores fundamentales, de acuerdo a los expertos consultados por buscatufondo.com.

El primero de ellos es el horizonte de inversión, es decir, el plazo que el cliente puede mantener su dinero invertido ya que esto le permitirá saber en qué parte de la curva se podría posicionar teóricamente.

Este primer punto, se vincula directamente con el segundo: el perfil del inversor. Se trata de la relación entre el riesgo que el cliente quiere asumir, en pos de la rentabilidad que quiere obtener.

Por citar sólo un ejemplo, un inversor con alto nivel de aversión al riesgo no sería elegible para invertir en fondos de renta variable.

El tercer aspecto es la meta final de esa inversión. Una compra de una propiedad en dólares, la compra de un auto en pesos, excedentes sin un plazo determinado, pueden ser algunos de los objetivos que terminen de orientar al cliente en su estrategia y sobre todo, en la elección de los fondos.

Como cuarto punto, es relevante priorizar la combinación de moneda, es decir, de qué proporción se invierte en pesos y cuánto en monedas extranjeras, según señala Defilippo. Del mismo modo, las alternativas de inversión incluyen elegir entre la exposición a bonos o acciones.

Es decir, cualquier inversión, no importa el monto, debe considerar todos estos, y seguramente más, factores.

Fuente: www.buscatufondo.com